top of page

¿Experiencialismo Ateórico?

Actualizado: 15 feb 2023

La Terapia Gestalt no es un “intuicionismo ateórico” o un “experiencialismo ateórico” como alguna vez registrara en sus textos el Dr. Naranjo (a quien tuve la oportunidad de conocer y de quien aprendí el arte del encuentro, del estar presente), difiero, si bien es cierto la Gestalt ha crecido y se ha desarrollado y muchas veces nos muestra verdaderas transformaciones, que a veces parecieran “milagrosas” o “mágicas” pero no lo son; y es que la Gestalt es un sistema completo, que incluye una epistemología, una concepción del ser humano (organismo), del mundo (entorno), y de la relación entre ambos; también de la salud, la enfermedad, el aprendizaje, la “cosa” neurótica y de los mecanismos que ésta utiliza para defenderse y no perecer, cual virus resistente.


También hay que considerar que la Gestalt abrevia lo mejor de los planteamientos hermenéuticos, que decantan en la comprensión, el contacto, lo dialogal, lo dialéctico etc, entre los seres humanos y en el impacto que tiene como sistema terapéutico per se.


La Gestalt incluye un método de intervención propio y muy rico, dotado de una amplia gama de técnicas muy potentes y en el que pueden integrarse muchas otras, es un potente sistema (no cerrado) abierto a las posibilidades de expansión, y no hablo de una integración ecléctica, “frankenstiana”, sino una integración de la que emerge la novedad y el crecimiento de dicha novedad.


No renunciemos a nuestra riqueza, a vivir y enseñar nuestra potente propuesta de vivir el presente, el poder del ahora, de dejarse fluir en la experiencia, en confiar en ella y en el transcurrir de los procesos; no renunciemos al gozo de la liberación que implica el contacto con lo placentero y también con lo doloroso. El costo de no entender todo lo expuesto anteriormente es my alto: terapeutas deficientes y mal formados, que no distinguen lo que pasa en las sesiones, que no comprenden el proceso personal, ni el ajeno, y que desde la desesperación pueden caer en prácticas iatrogénicas.

Para aproximarnos a una Gestalt también Teórica conviene marcar algunas características de esta:


  1. La Terapia Gestalt posee profundas raíces existenciales y fenomenológicas, entendiendo que la experiencia de cada existencia es única, personal e intransferible, y que cada quien tiene acceso privilegiado a dicha experiencia. Es así que cada intervención psicoterapéutica partiría desde esa base subjetiva con un telón de fondo basado en la realidad.

  2. La Terapia Gestalt es un modelo de intervención bio-psico-socio-espiritual que también contempla lo Dialogal, es decir, asume el encuentro existencial a partir de la relación dialogal Yo-Tú como herramienta psicoterapéutica per se. Creando las condiciones necesarias para el contacto, la satisfacción de la necesidad y la retirada.

  3. La Terapia Gestalt es una terapia que también se sostiene y se confunde dentro de la Teoría del Campo. No solo porque la persona forma parte de este campo sino porque entiende al ser humano como función de la interacción con dicho campo. Es así que la salud y la enfermedad (neurosis) se explicaría mejor a razón de su forma de interaccionar con el campo que la sostiene. En ese sentido también podríamos decir que la Gestalt es una teoría de la totalidad, o si se prefiere de un sistema abierto.

  4. Desde la perspectiva de la Gestalt la intervención es vista como una Totalidad, una Totalidad que se encuentra en el Ahora, y es el Ahora el eje de su explicación y de su experiencia. La Gestalt aborda el tiempo desde una perspectiva dialéctica, ya que el pasado y el futuro no tienen una realidad propia, y en todo caso son significativos en la medida que aparecen en el Ahora, muchas veces interrumpiendo el transcurso del presente de nuestro consultante.

  5. Así como la Terapia Gestalt ve a los consultantes como seres humanos en constante cambio y proceso, así también la teoría que la sostiene funciona ajustándose a los cambios, y como una entidad abierta a los procesos. La Gestalt entonces termina siendo un cuerpo articulado de conceptos que se reconoce relativo, inacabado, y en una suerte de confrontación continua con la realidad y los procesos.

  6. La Terapia Gestalt además de acompañar la experiencia subjetiva y dialógica del paciente, también es fenomenológica-existencial en otros aspectos: A: La vía de acceso a la experiencia, al contacto, a la comprensión del mundo y de la realidad se genera siempre en el Ahora, y parte siempre de la Figura emergente, de lo que aparece, de lo que está en la superficie, de lo que se muestra frente a los ojos. B: Además, como toda mirada fenomenológica-existencial no se queda solo en la descripción del fenómeno tal y como aparece en la realidad sin juicio de valor, sino que existe una implícita búsqueda existencial auténtica, del mundo, del sí mismo, de la interacción entre ambos (organismo-ambiente), y de la observación del “Maya”o ilusión (Perls), es decir de la mente.

  7. La Terapia Gestalt es también una teoría de la Autenticidad, posee sin lugar a dudas una mirada Ontologica en cuanto que: cada persona está llamada a vivir su existencia de forma auténtica, ”practicando” un des-ocultamiento del Ser.

  8. La Terapia Gestalt es también una teoría que se desarrolla (y entiende) desde la práctica, desde la experiencia misma, es una teoría que jamás va separada de la práctica, de la práctica terapéutica, la Gestalt es un enfoque que va pasando poco a poco del experimento a la vivencia. Por lo tanto es más praxis que teoría, sin embargo al entrar en dicha praxis podemos hacer una reflexión sobre la misma y al hacerlo llevarnos a la concretización sólida de una teoría que nos invita al cambio, a movernos, a transformarnos, a atender nuestras necesidades emergentes, y a convertirnos en nuestra mejor versión, sabiendo que para eso tenemos un tiempo limitado, nuestra existencia.


Giancarlo Cordiglia Hernández

Psicólogo y Psicoterapeuta

Director y Fundador





116 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 Comment


creo que la realidad es muy grande como para englobarla en una teoria, ademas fritz antes de su muerte no estaba muy de acuerdo con teorizar. ademas nos pasaria como tantas religiones de cual es el Dios real. y realmente no sabemos que nos depara el futuro y del pasado siempre lo traemos desde el lenguaje hasta las experiencias que geneticamente nos heredaron generaciones, pasadas. realmente es como dice una frase zen...la vida o el paso que da en cada instante es un paso en el vacio.

Like
bottom of page